Banner

Espera tiradero de Huixmí que Semarnath avale unión de celdas y una nueva para desechar

La empresa Conadia, encargada de la administración del relleno sanitario de El Huixmí, espera que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (Semarnath) les autorice la unión de celdas y la construcción de una celda para el depósito de los residuos sólidos urbanos de la Zona Metropolitana de Pachuca.

“Esa es la intención, meter una modificación a la manifestación de impacto ambiental para que nos puedan autorizar ambos proyectos, que es la unión de caminos y la construcción de la nueva celda que sería aquí enfrentito, en este espacio que hay que ya está impacto, o sea, ya tenemos todos los estudios realizados, ya nada más es la autorización de Semarnarth y comenzar de inmediato con la construcción”, manifestó el director de la empresa encargada, Luis Armando Morales.

Después del cierre del relleno sanitario el pasado lunes y su apertura con restricciones, que solo permiten el depósito de los residuos provenientes de Pachuca y Mineral de la Reforma, el directivo de Consultas Nacionales de la Información y Asesoría (Conadia) adelantó que sería la siguiente semana cuando le entreguen toda la documentación, de nueva cuenta, a la dependencia, a fin de que les den la autorización.

Refirió que desde hace ocho meses solicitando a la Semarnath este permiso, pero fue apenas con la crisis en el relleno que se reinició la apertura de diálogo, el pasado martes, con la dependencia estatal. 

Entre los requerimientos que se someterán de nueva cuenta a la inspección está el proyecto ejecutivo, para lo cual, recalcó, si hay cosas que deben adecuar lo harán a la brevedad, sobre todo en los lineamientos para preservar el medio ambiente, que no haya temas de filtraciones de lixiviados u otros que pueda perjudicar o contaminar el medio ambiente.

Hay compromiso, hay buena voluntad hay apertura por parte de la secretaría, hay el apoyo y el seguimiento, sobre todo el seguimiento de parte del ayuntamiento de Pachuca, de Gobernación, que ahora nos están presionando a nosotros (…), para poder cumplir los requisitos y comenzar los trabajos de inmediato”, aseguró.

De concretarse el visto bueno de la Semarnath a ambos proyectos, refirió que de inmediato se trabajaría en la unión de celdas, lo cual es lo más urgente ante la actual situación en la que se encuentra el relleno sanitario tras colapsar el pasado lunes.

“Una vez teniendo la autorización por escrito de la secretaría, en dos semanas nosotros hacemos los trabajos necesarios para la unión de caminos, que eso sería primordial ahorita, la unión de caminos para después iniciar la construcción de una nueva celda”, dijo.

En tanto, destacó que, tras hacerse los trabajos de la unión de camino entre celdas, este espacio tendría una vida útil de 8 a 10 meses.

Precisó también que de tener el aval de la dependencia, y se comience con la disposición de residuos en la unión, iniciarían de inmediato los trabajos para la construcción de la celda ocho.

La construcción de este espacio, refirió el trabajador de Conadia, tardaría alrededor de 2 meses en quedar esta nueva celda.

Está celda no es muy grande, nos tardamos alrededor de dos meses en construirla, obvio ahí vuelve a ser otro proceso con la Secretaría de Medio Ambiente, porque ya una vez que está construida como debe de ser, le hacemos saber a Semarnath, viene y nos hace una revisión, que cumplamos con la Norma 083 y podemos empezar a disponer, pero tenemos vida útil con la unión de caminos para poder soportar este periodo de revisiones”, explicó.

Por el momento, solamente los residuos sólidos urbanos de Pachuca y Mineral de la Reforma son los que pueden ser depositados en este sitio, hasta que no se tenga de nueva cuenta la suficiencia de capacidad para atender a los otros cinco municipios a los que se les presta el servicio.

Comparte se te ha gustado