Ignoró autoridad estatal petición de bordadoras del Valle del Mezquital: “nos tomaron el pelo”

Bordadoras del Valle del Mezquital acusaron que las autoridades estatales no atendieron ni acompañaron su petición para revertir el registro de marca ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) que una empresaria hizo de su iconografía, conocida como Flor y canto, y otra solicites para proteger su patrimonio cultural.

Tras acudir al Congreso local a la presentación de la iniciativa para que los borrados hñähñüs sean considerados patrocino cultural inmaterial, señalaron que después de su primera visita a la Comisión Estatal para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CEDPI), donde el 14 de abril entregaron un pliego petitorio, pensaron que le daría seguimiento a su caso, pero “fue solamente tomada de pelo”.

Nos citaron a los tres, cuatro días, nos tuvieron ahí cinco horas, (…) nos tuvieron ahí esperando con una respuesta de nada. No ha habido ninguna respuesta, no hemos sido escuchadas en ninguna institución gubernamental”, dijo la artesana Maria Trinidad, de Chilcuautla.

Reiteraron que buscarán que su caso resuelva en estado o en el ámbito federal, pero incluso están dispuestas a ir a instancias internacionales

Entendemos que tenemos leyes que nos amparan y que como tal nos protegen como pueblos originarios; en el caso de la apropiación (cultural) hay leyes internaciones establecidas en la cuales México ha firmado parte de ese convenio”, expuso Emilia Mendoza, artesana de Ixmiquilpan.

DIPUTADOS SE SUMAN TARDE E INCONGRUENTES

Las artesanas consideran que los diputados locales se sumaron tarden a la defensa de los bordados, y tras la presión mediática. 

No le tomaron la importancia, y sino fuera por muchos medios que han estado pendiente del asunto, en este momento no tendríamos esta respuesta”, expuso Mendoza

Dijo que además de la protección al patrimonio cultural, están luchando porque se etiquete más presupuesto para la comunidad artesanal.

Agregaron que la exigencia no es la creación de nuevas leyes, sino aplicar las que ya existen para su protección y que se adecuen las necesarias para respaldar a los pueblos originarios.

No solo se trata de que nos folcloricen, que nos tomen fotos, que vengan con nosotros, que nos paternalicen, porque eso también es una forma de violencia, se trata de que vean que nosotros como parte del estado de Hidalgo”, expuso Emilia.

Acusaron que pese a entregar un escrito al Congreso local tampoco tuvieron respuesta del Poder Legislativo; aseguraron que solo hubo acercamiento de la diputada Lisset Marcelino Tovar, quien hoy presentó la propuesta en tribunal. 

Asimismo, calificaron como “incongruente” que la diputada priista Citlali Jaramillo Ramírez se halla sumado al exhorto de protección del bordado Flor y canto cuando “básicamente” la llamó envidiosas cuando externaron su molestia contra la apropiación cultural de su iconografía a través de la muñeca Nxutsi, de la empresaria Alejandra Leal.

Si por defender lo que es nuestro, lo que se nos fue heredado, nos van a llamar envidiosas, somos envidiosas, porque lo vamos a defender”, señaló la artesana hñähñü.

Ello, en referencia al comentario que hizo en redes sociales la diputada tricolor, quien defendió a la muñeca Nxutsi -que apropia los bordados hñähñüs-: “La envidia es el mejor indicador de que todo está saliendo bien”.

DatoAcro

-Consideraron que la omiso de atender sus demandas también es un acto de discriminación, pues no han sido escuchados por las dependencias de gobierno, dijeron.

-Acusaron que los municipios han incumplido con la ley, que obliga a la entrega de espacio públicos dignos a los artesanos, por lo que continuan vendiendo sus creaciones “a ras de piso”.

Comparte se te ha gustado

Conoce Nuestra Revista Digital


Esto se cerrará en 20 segundos