Banner

La Hija del Fuego: Chocolatería artesanal en la capital de Hidalgo.  

“La Hija del Fuego” es un referente del arte de la chocolatería artesanal en la capital del Hidalgo, ya que esta sucursal ofrece productos de calidad elaborados con cacao y fruto del monje, combinación que le da un toque especial a estos postres que no contienen azúcar. 

Este negocio, ubicado en la calle Juan Barragán, colonia Morelos de Pachuca, es un dulce proyecto emprendido por Braulia Leona Rodríguez, quien a través de los años ha conquistado los paladares de sus clientes con sus recetas originales y de bajo índice glucémico.

Con estudios en Ingeniería Agrónoma graduada de la Universidad de Chapingo, la fundadora de La Hija del Fuego, ha dedicado su vida a perfeccionar el arte de la chocolatería. 

Con una sonrisa cálida y un aura impregnada de olor a cacao, ella es una figura noble y emprendedora que ha dedicado su vida a perfeccionar el arte de la chocolatería, conocimientos que adquirió tras colaborar con productores de cacao de Oaxaca y Tabasco, expertos de quienes adquirió valiosos conocimientos y consejos para la elaboración de sus exquisitos productos.

La Hija del Fuego nació en 2018, empresa que fusiona pasión y sabor para endulzar los paladares hidalguenses y de todos aquellos que buscan una experiencia sensorial especial. 

“El cacao ha logrado sanar heridas de mi infancia y adolescencia”, confesó Braulia, quien destacó el poder transformador de este grano en su vida. 

Con admirable determinación, desarrolló un producto que eleva el ánimo y brinda alegría a todas y todos los que lo prueban.

“En las semillas de mis manos encontré la historia de la humanidad y de México”, expresó Braulia, mientras limpia las semillas de este aromático fruto. 

La Hija del Fuego no solo es una chocolatería, es un ejemplo vivo del poder de la pasión y la determinación para transformar vidas y deleitar los sentidos con cada pieza de exquisito sabor y calidad.

Comparte se te ha gustado