Banner

Ve Menchaca consolidación de IMSS-Bienestar en Hidalgo para el 21 de marzo

El gobernador Julio Menchaca Salazar consideró que el 21 de marzo estará consolidado el sistema IMSS-Bienestar en Hidalgo, lo cual traerá consigo el traslado de hospitales y más de 500 centros de salud al Seguro Social, junto a las condiciones laborales del personal médico.

El mandatario refirió que la incursión de este sistema universal de salud en el estado fue parte de los temas abordados con el presidente de México Andrés Manuel López Obrador en su reunión de la semana pasada. La meta de establecerlo bajo todos sus criterios es en dos meses.

Menchaca Salazar aseguró que Hidalgo será uno de los estados que dé mejores cuentas sobre el proceso de transición, donde un Órgano Público Descentralizado (OPD) se encargue del manejo de los presupuestos, así como de incorporar a todos los médicos, enfermeras y demás personal a la formalidad, pues varios siguen bajo el concepto de contrato.

Con el cambio se pondrán en manos del nuevo sistema los centros hospitalarios, para recomponer aquellos ejemplos de lo que no se debe hacer, sostuvo el mandatario, como la inauguración de centros hospitalarios que son cascarones o elefantes blancos. 

No se pensó, o por lo menos eso lo demuestra, el haber dejado abandonados mucho tiempo en todo lo que conlleva esta situación, y es revertir una situación en el transcurso del tiempo, pues cuesta trabajo”, apuntó Menchaca Salazar. 

Uno de estos pendientes es el Nuevo Hospital General de Pachuca, que se ubica en el Distrito de Educación, Salud, Ciencia, Tecnología e Innovación, pues todavía requiere una fuerte inversión para operar, mismo que atenderá el IMSS-Bienestar. 

De acuerdo con el mandatario, se encuentra dentro de “la intención del presidente” consolidar el sistema de salud antes de que termine su administración, lo cual implica, entre estos aspectos, la construcción de la última etapa del nosocomio y su funcionamiento.

Respecto de los anexos de este acuerdo para la aplicación del sistema IMSS-Bienestar, mencionó que siguen en la construcción de los mismos. 

Sin embargo, adelantó que se hará el traspaso a la federación de más de 500 centros de salud, que están en proceso de identificar las escrituras de cada uno, ya que tienen como responsable a diversos entes o no tienen ni documentación que le den certeza legal.

Unos centros de salud están a nombre del municipio, otros del gobierno del estado, otros de la Secretaría de Salud, otros no tienen escrituras, entonces ofrece una problemática que se está atendiendo ya, identificar los bienes inmuebles y luego el inventario de todos”, apuntó.

De igual forma, se analiza la responsabilidad laboral contractual que puede o ya no tener el Gobierno de Hidalgo con el personal que trabaja en los centros médicos y hospitales que se trasladarán a la tutela de IMSS-Bienestar, mismo que se acentuará en los anexos.

Hay un compromiso para marzo, para el 21 de marzo de estar, ya muy próximos”, acentuó. 

DICE MENCHACA QUE APRECIA A GUADARRAMA

En tanto, respecto a la declaración de apoyo y acompañamiento que hizo José Guadarrama Márquez a su gobierno, el gobernador dijo estimar expresión del perredista.

Yo estimo, aprecio a Pepe Guadarrama desde hace mucho tiempo, a veces no hemos coincidido, pero le reconozco su trayectoria política, su ascendencia”, elogió de la figura del líder del Frente Democrático Hidalguense (FDH).

Sin mostrar entusiasmo respecto al apoyo anunciado, apuntó que “en este momento que haga esa disposición de suma, pues siempre ee bienvenido”.

Para el mandatario, que Guadarrama Márquez haga estos pronunciamientos en víspera de los elecciones no significaron que el experredista y excontendiente a la gubernatura quiera un encargo o sea oportunista.

“Lo que él manifestó públicamente es que quiere aportar como hidalguense en la construcción y transformación del estado de Hidalgo”, dijo.

Menchaca Salazar utilizó una analogía para explicar la decisión de Guadarrama Márquez: “Es como alguien que tenga 20 años de casado y decida divorciarse”, pues muchas veces no se cuenta con el momento adecuado para plantear su determinación, sino hasta tiempo después, que es lo que interpreta el gobernador que le pasó al perredista, quien tardó 16 meses en manifestarle su respaldo.

En las decisiones políticas y de otra índole, el mejor momento es cuando así lo consideramos y se toma la decisión, y yo creo que esa sería una pregunta que debería de contestar él”, manifestó ante el cuestionamiento sobre el exsenador.

Comparte se te ha gustado