Federación y gobierno estatal pueden atender necesidades escolares desde su ámbito, responde Bienestar

Luego de que el secretario de Educación Pública estatal, Natividad Castrejón Valdez, declaró que desconocían qué problemas de infraestructura en las escuelas de la entidad han sido resueltos a través del programa La Escuela es Nuestra porque la Secretaría del Bienestar en Hidalgo no les había informado, el titular de esta dependencia federal, Abraham Mendoza Zenteno, dijo que cada nivel de gobierno puede atender las necesidades de las sedes educativas en el ámbito de sus competencias, y aseguró que mantienen una “estrecha” comunicación.

Indicó que el programa federal no sustituye a ninguno del ámbito estatal en materia de atención a la infraestructura educativa, por lo que indicó que cada dependencia gubernamental puede atender las diferentes necesidades de las escuelas.

“Tenemos una comunicación muy estrecha con la SEPH y con todas las dependencias del gobierno estatal. No tenía conocimiento de esa declaración, pero me estaré comunicando para sumar esfuerzos. No tenemos ningún problema”.

Mencionó.

Mendoza Zenteno señaló que una de las ventajas de La Escuela es Nuestra es que el presupuesto no está etiquetado para proyectos específicos, por lo que, indicó, los comités escolares deciden en qué necesidades aplican el dinero. Por ello, consideró que no se pueden duplicar obras o proyectos.

“Entonces llega y en las escuelas deciden para qué lo quieren utilizar, que puede ser desde algo muy sencillo como mandar a hacer unas llaves, cambiar un vidrio o alguna obra de infraestructura”, dijo.

Acrópolis Noticias publicó el 8 de marzo pasado que Natividad Castrejón dijo que la Secretaría del Bienestar en Hidalgo había aplicado alrededor de mil 400 millones de pesos en el programa La Escuela es Nuestra, pero no le habían reportado a la SEPH los avances. Por lo que, indicó, desconocían que problemas de obras básicas estaban resueltos.

El integrante del gabinete del gobernador, Julio Menchaca Salazar dijo que cuentan con un diagnóstico de todas las escuelas que carecen de drenaje, agua potable o conexión a la luz eléctrica, pero expuso que requieren hacer un cruce de información con la dependencia federal.

“No nos han reportado Bienestar qué han hecho en las escuelas. Seguramente muchos de los problemas que nosotros documentamos ya los resolvieron los padres de familia con el programa La Escuela es Nuestra, pero tenemos que hacer un cruce de información”.

expuso.

EN 5 MIL ESCUELAS, MIL 416 MDP

En conferencia de prensa, el delegado del Bienestar en Hidalgo informó que de 2019 a 2022 se han invertido mil 416.65 millones de pesos, en beneficio de 5 mil 414 escuelas en los 84 municipios de Hidalgo. Indicó que incluso algunos planteles han recibido en más de una ocasión el apoyo.

Indicó que este año la meta es atender a 2 mil 796 escuelas, que congregan a 176 mil 553 alumnos, con una inversión de 694 millones 750 mil pesos.

Asimismo, recordó que el programa atiende principalmente a escuelas ubicadas en escuelas de zonas con altos índices de marginación y pobreza, así como en localidades o comunidades originarias e indígenas.

“De tal manera que no sería raro que viéramos que las escuelas que más se benefician son las de la Huasteca, la Sierra Otomí-Tepehua, Sierra Gorda, Sierra Alto o el Valle del Mezquital, donde muchas ocasiones los niños no han contado ni con baños y gracias a este programa se han construido baños, aulas, han mejorado sus sistemas hidráulicos, garantizando que haya agua en las escuelas y si una escuela no tiene agua es una de nuestras prioridades atenderla”, dijo.

Detalló que con este programa se atienden a nueve regiones: la de Actopan, donde han sido beneficiadas 96 escuelas; Huejutla, mil 171; Ixmiquilpan, 448; Pachuca, 34; Tepeapulco, 29; Tula, 110; Tulancingo, 447; Zacualtipán, 207, y Zimapán, con 254.

Comparte se te ha gustado

Conoce Nuestra Revista Digital


Esto se cerrará en 20 segundos