Tras agandalle de Floy y canto hñähñü, empresaria se desiste de registro de marca

Tras el reclamo público de artesanas y artesanos indígenas del Valle del Mezquital por la apropiación indebida de la iconografía denominada Flor y canto, códice típico de los bordados hñähñü, por parte de empresaria Alejandra Leal González, esta informó que “se encuentra en proceso” el desistimiento de marca que obtuvo ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), en noviembre de 2021.

A través de la página Nxutsi, nombre de la muñeca blanca que comercia con vestimenta indígena que pretende asemejar a las mujeres étnicas (pese a que, según las quejosas, no representa su color de piel), dijo que tomó la desición pese a que en ese proyecto “no se ha incurrido en ninguna violación artística y comercial” contra el patrimonio cultural.

(Se desiste) con el objetivo de no generar confusión en la propiedad de esta iconografía, que pertenece a todos”, escribió en el perfil de Facebook.

Aseguró que la muñeca Nxutsi es un proyecto que nace con la intención “de promover” la cultura indígena y generar fuentes de empleo para las artesanas del Valle del Mezquital.

Aseveró que “desde hace algunos días” se ha generado “información incorrecta” respecto al objetivo y ejecución de su proyecto. Sostuvo que, a pesar de que sí existe un registro ante el IMPI del denominado Flor de canto a su favor, “este solo aplica al logotipo y como parte del empaque de Nxutsi”.

Es muy común que varias empresas de la región también cuentan y emplean el denominado Flor de canto en el registro de sus logotipos ante el IMPI, sin que con ello tengan los derechos de explotación artística y cultural del mismo”, justificó sobre la apropiación del códice de las bordadoras.

En cuanto al diseño de la muñeca, indicó que sí cuenta con registro como patente industrial, el cual no incluye los bordados artesanales, “ya que estos son textiles y del dominio público”.

De acuerdo con las bordadoras indígenas, el registro ante el IMPI pone en riesgo el uso de la iconografía heredada que usan en sus artesanías, pues incluso tendrían que pagar por utilizarla al ser propiedad de un particular.

Asimismo, recriminaron que funcionarios estatales de dependencias como la de Bienestar e Inclusión Social Hidalgo (Sebiso), que encabeza Simey Olvera Bautista, y de Turismo, a cargo de Elizabeth Quintanar Gómez, hayan promovido a la muñeca como embajadora de la la vestimenta hñähñü, a través de un convenio empresarial, sin consultar a las localidades étnicas.

DIPUTADA OPINA: “TODO CRITICAN”

Al respecto, la diputada priísta Citlali Jaramillo Ramírez dijo que “es muy común saber que existe gente que todo critica y nada propone”, y que la muñeca “solamente trata de hacer visible lo invisible”.

Reacción de diputada tricolor

“Desafortunadamente la envidia es el mejor indicador de qué todo está saliendo bien, felicidades por tan hermoso proyecto y tu compromiso y amor por las artesanas de la región”, expreso en redes sociales.

DatoAcro

En un posicionamiento entregado el viernes pasado en la Comisión Estatal Para el Desarrollo Sostenible de los Pueblos Indígenas (CEDSPI), las quejosas y quejosos exigieron que ese ente intervenga para que el IMPI cancele el registro de marca de Flor y canto que se dio en favor de la empresaria.

También, que se anule la solicitud de registro del expediente 2900233 (ingresas en febrero pasado por Leal) de la palabra Dä´mui Nxutsi, pues es de uso común en el idioma hñähñü.

Comparte se te ha gustado

Conoce Nuestra Revista Digital


Esto se cerrará en 20 segundos