Cultura se deslinda de apoyar registro de marca de muñeca hñahñu; “es antiético”

Luego de que la empresaria Alejandra Leal González registró como marca la iconografía hñähñü que utiliza en la muñeca Nxusti –con la que hace uso de los bordados de la cultura étnica del Valle del Mezquital— la titular de la Secretaría de Cultura de Hidalgo, Tania Meza Escorza, catalogó la apropiación del códice ancestral como indigno, antiético y “moralmente inaceptable”.

La funcionaria estatal se deslindó de haber respaldado el convenio empresarial entre Nxusti y Vívelo Operadora Turística con la Secretaría de Turismo estatal, para impulsar la producción y venta de esta muñeca con una imagen blanca, que –a consideración de artesanas de la región– no representa los rasgos físicos de las mujeres hñähñüs y busca “blanquearlas”.

Éticamente es totalmente incorrecto. Espero que en las instancias legales correspondientes se pueda revertir esta resolución, porque no es digno, no es ética, no es moral, registrar todo un cumulo cultural a nombre de una sola persona”, mencionó en entrevista con medios de comunicación, tras acudir a un evento de Morena sobre capacitación a quienes aspiran a ser candidatos por dicho partido en 2024.

Meza Escorza deslindó a la dependencia a su cargo de respaldar este proyecto y señaló que su dependencia no tiene facultades para comercializar artesanías. Explicó que esa actividad es responsabilidad de la Secretaría de Bienestar e Inclusión Social estatal (Sebiso), encabezada por Simey Olvera Bautista, al ser la dependencia encargada de comerciar esos productos.

Incluso, en la firma del convenio entre las empresas y Turismo estuvo presente Claudia Márquez Camacho, subsecretaria de Participación Social y Fomento Artesanal de la Sebiso.

Por lo que hizo un exhorto a las artesanas hñahñus a denunciar estos actos como plagio, para que, dijo, después buscar con el Poder Legislativo proteger el patrimonio cultural de la entidad, pues indicó que a nivel federal ya se prepara una ley en la materia y el objetivo es atraerla a Hidalgo.

“Es muy lamentable, pero es bueno que la población artesana empiece a denunciar, a empoderarse y a denunciar los plagios”, dijo.

Ayer, un grupo de artesanas y artesanos hñahñus del Valle del Mezquital acudieron a la Comisión Estatal para el Desarrollo Sostenible de lo Pueblos Indígenas (CEDSPI) a exigir que intervengan para que el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) cancele el registro de marca y autorización que dio a una empresaria para el uso de iconografía que pertenece al pueblo y sus bordadoras, conocida como imágenes de flor y canto, y que no les sea arrebatada.
Esos bordados, que asemejan a dos pájaros, fueron registrados ante el IMPI por Alejandra Leal González, dueña de la muñeca Nxutsi, con el número de registro 2323416, el 10 octubre de 2021, pese a ser parte de los códices centenarios que han heredados las realizadoras, lo que consideran un robo y una privatización de sus expresiones artísticas. 
Comparte se te ha gustado

Conoce Nuestra Revista Digital


Esto se cerrará en 20 segundos