“No hay trampa”, dice UAEH a observación de ASEH por subcontratación entre empresas “rivales” con mismo domicilio

Tras las observaciones que le hizo la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) por un total de 183 millones 393 mil 599.35 pesos de la cuenta pública 2021, el rector Octavio Castillo Acosta negó la que probable colusión entre una empresa que realizó una obra en la casa de estudios y otra que la subcontrató, con la cual había competido y tiene vínculos, representa “trampa”.

En el informe del ente fiscalizador, se detectaron posibles actos de colusión y simulación entre la empresa Constructora Luan SA de CV, encargada de la segunda etapa de la construcción de aulas en la Escuela Superior de Zimapán, con un costo de 10 millones 675 mil 150.77 pesos, y una persona física que subcontrató, con quien comparte el mismo domicilio fiscal y que, además, participó en el procedimiento de adjudicación de la obra y fue la responsable de la primera etapa del proyecto.

“No hay trampa y el vínculo y la colaboración entre empresas es algo que está permitido, así que no hay ningún tipo de trampa”, aseveró.

La subcontratación entre empresas vinculadas que compitieron entre ellas se efectuó, pese a que el ASF señaló que la convocatoria y las bases de la licitación pública UAEH-LPNO-N1-2021 establecen que no se permitirá subcontratación alguna por la empresa ganadora.

Además, la ASF indicó que la firma subcontratada no contaba con la capacidad técnica para la realización del contrato y consideró que los pagos que se le hicieron por un millón 113 mil pesos fueron injustificados.

El recto afirmó que atenderán los señalamientos del órgano fiscalizador en el reporte de la cuenta pública 2021.

“Estamos revisando el reporte que se publicó el día lunes, tomaremos las acciones pertinentes y atenderemos lo que haya que atender”, dijo.

OTRAS IRREGULARIDADES DE LA UAEH

Según la Auditoría de Cumplimiento 2021-4-99010-19-1020-2022, entre las irregularidades detectas por la ASF se encuentra un monto de 20 millones 715 mil 532 pesos correspondiente a la construcción de la tercera etapa del Centro de Entrenamiento de Biología y Química del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI), debido a que la empresa no cuenta con la capacidad técnica, material y humana, por lo que subcontrató el servicio. Además de la subcontratación a compañías que comparten domicilios fiscales, la UAEH emitió facturas por labores no comprobadas, hubo sobrecostos y pago por trabajos que ya existían.

La ASEH también señaló un monto por 59 millones 41 mil 815.92 pesos por pagos indebidos en volúmenes excedentes y conceptos extraordinarios no formalizados mediante convenios, pero incluidos en las actas finiquito de los contratos, “cuya realización implicó cambios sustanciales en los proyectos de obra no justificados”.

Comparte se te ha gustado

Conoce Nuestra Revista Digital


Esto se cerrará en 20 segundos